Súper saludable

Sé cada día una mejor versión de ti

Precauciones al comprar en línea

Comprar en línea puede llegar a abrumarte debido a los riesgos a los que te ves expuesto, pero no por ello debes limitarte, así que toma estas precauciones y consiéntete.

Las compras en línea son bastante consentidoras, sobre todo en épocas de hot sale donde todo tiene un precio mucho más accesible y lo mejor de todo es que puedes recibir tus paquetes directamente en la puerta de tu casa.

Pero obtener una gran oferta en línea implica algo más que llevarte el precio más bajo, pues querrás asegurarte de que los productos lleguen a tiempo, que la calidad sea la que esperabas, que los artículos incluyan una garantía adecuada y que haya una manera de devolverlos u obtener asistencia con cualquier pregunta o problema que tengas.

Entonces, ¿Cómo comprar de forma segura en línea?

Realiza tus pedidos desde una conexión segura 

Si tu computadora no está protegida contra software potencialmente maliciosos, tu información financiera y tus contraseñas corren el riesgo de ser robadas (y todo lo demás que almacenas en tu computadora o haces en línea).

Este concepto es muy común, pero solo una fracción de la población protege adecuadamente sus computadoras. Recuerda utilizar una conexión segura y asegúrate de que el firewall de tu computadora esté activado.

Si estás comprando en línea mientras usas una red inalámbrica, debe cifrarse para que alguien que esté al acecho fuera de la casa no pueda recopilar su información.

Evita realizar transacciones financieras cuando utilices una red pública, ya que es posible que no sepas si está comprometida.

así puedes comprar en línea

Evita las ofertas que parezcan «demasiado buenas para ser verdad» 

Cualquier tienda que promete demasiado a un precio increíblemente bajo es motivo de sospechosa. Si el precio es demasiado bajo, considera si el comerciante adquirió los artículos legalmente, si alguna vez recibirás los artículos que pagaste.

Estas ofertas toman mayor protagonismo en internet aprovechando temporalidades como el hot sale, evento que tiene como objetivo principal llevar las mejores oferta al mercado.

Incluso te recomendamos revisar si los artículos son realmente de la marca que se muestra o un sustituto pirata, si el producto funcionará, si podrás devolverlo en caso de que no sea lo que esperabas etc.

Las tiendas en línea de mala reputación, al igual que sus contrapartes físicas, pueden realizar una oferta de precio absurdamente baja y luego afirmar que el artículo está agotado, para tratar de venderle algo más en una estafa clásica de «cebo y cambio».

Utiliza una tarjeta de crédito o PayPal 

No utilices una tarjeta de débito o un cheque, ya que no cuentan con las mismas protecciones de seguridad para cuando surge un problema.

Las compras con tarjeta de crédito toman su responsabilidad en cargos no autorizados si te roban información financiera y el dinero de tu cuenta bancaria permanecerá intacto.

La mayoría de las tarjetas de débito no ofrecen esta protección, e incluso cuando la ofrecen, mientras tanto, eres tú quien se queda sin fondos.

Considera designar una tarjeta de crédito que sea solo para compras y transacciones en línea. De esta manera, si la tarjeta se ve comprometida, puedes apagarla rápidamente sin afectar ningún otro tipo de transacciones.

No uses una tienda electrónica que requiera más información de la necesaria

Es común que te requieran proporcionar algún método de pago, dirección de envío, número de teléfono y dirección de correo electrónico, pero si el comerciante solicita otra información, ponte alerta.

Los datos bancaría como NIP, la información del seguro social o el número de licencia de conducir ya es bastante sospechoso al tratarse de una estafa.

Algunas empresas hacen preguntas sobre sus intereses, pero estas siempre deben ser opcionales y debe tener cuidado al proporcionar la información.

¿Tomaste nota? Recuerda estar muy atento al comprar en línea, sobre todo en épocas navideñas, de buen fin, ofertas de 10 de mayo o hot sale. Siempre puedes apoyarte en las reseñas para tener un panorama más amplio de lo que estás adquiriendo.

Te puede interesar: Un malestar estomacal.

Romina Regil

Volver arriba