Súper saludable

Sé cada día una mejor versión de ti

¿Qué son las compras impulsivas?

Las compras impulsivas a menudo suelen ser las que nos provocan un gasto considerable a lo largo del año y no nos dejan apreciar las verdaderas ofertas que eventos como el hot sale puede ofrece.

Seamos honestos, las compras por impulsos divertidas, al menos hasta que te das cuenta de que a lo largo del año pudiste haber gastado en algo mucho más productivo, sobre todo en fechas como en hot sale o buen fin, donde nos llevamos todo a casa.

Sin embargo, sabemos que te encanta comprar y consentirte tanto como a nosotros, así que el próximo hot sale aprovecha realmente las promociones e invierte tu dinero en consentirte sin desfalcarte.

¿Qué son las compras impulsivas?

Una compra por impulso sucede cada vez que compras algo que no estabas planeando. Así que si no está previsto en tu presupuesto con antelación, es una compra impulsiva.

Puede ser tan pequeño como agarrar una barra de caramelo en la línea de cajas o tan grande como entrar en un concesionario de automóviles «solo para ver» y salir estrenando.

Ejemplos de compra por impulso:

  • Dulces, chicles y bebidas energéticas en la línea de cajas
  • Ropa y zapatos
  • Videojuegos
  • Velas (Bath and Body Works es básicamente toda una tienda de compras por impulso, ¿verdad?)
  • Compras de mejoras para el hogar
  • Juguetes para mantener a los niños bajo control en la tienda
  • Suministros de limpieza adicionales (por si acaso)
  • Coches (¡sí, incluso coches!)
  • Libros
  • Café y comida para llevar

Casi todos hemos caído en la emoción temporal de la compra por impulso. De hecho, ¡casi el 90% de los mexicanos dicen que lo han hecho! Y seamos sinceros, el otro 10 % probablemente esté en negación.

¿Alguna vez te has preguntado cómo es que caes en la compra por impulso? Estas son cuatro razones principales por las que la gente cae:

  • Nuestras emociones
  • Nuestras experiencias pasadas
  • Creemos que estamos recibiendo una buena oferta

Las emociones juegan un papel muy importante en lo que compramos. Nuestras finanzas personales son únicamente eso: personales.

Por lo tanto, tiene sentido que cuando algo está pasando con nosotros personalmente, también aparezca en nuestros hábitos monetarios.

Cuando estás teniendo un día difícil, ¿un poco de terapia minorista suena como la cura? Tal vez no sea nada extremo. Tal vez únicamente sea agarrar una nueva gorra de béisbol o un nuevo par de aretes.

Te dices a ti mismo que no es gran cosa, solo quieres conseguir algo bonito para sentirte mejor.

Tomar decisiones basadas en la emoción pura es una forma segura de dejar que la compra por impulsos tome el control. Y los vendedores astutos lo saben. Jugarán con tus emociones con sus anuncios.

compras impulsivas

Impulsamos la compra debido a nuestro pasado

Si la compra por impulso y el gasto excesivo son un problema para ti, podría ser que nunca te enseñaron a manejar bien el dinero.

Según estudios, la manera en que los padres manejaron el dinero y el estado de tu hogar al crecer fueron las principales razones por las que la gente dio sobre por qué manejan el dinero de la manera en que lo hacen.

Impulsamos la compra cuando creemos que es una buena oferta

Esto nos puede resultar totalmente natural, es decir, ¿Quién quiere pagar el precio completo? ¿O peor… para el envío y la manipulación? Gracias, Amazon Prime, por hacer que cualquier otra cosa que no sea el envío gratuito de dos días se sienta como un delito.

Más de la mitad de los compradores impulsan la compra debido a una venta, algo que conocemos en la industria como táctica de marketing total, acción muy peculiar en el hot sale, donde las promociones se vuelven “irrechazables”.

Cuando crees que estás recibiendo una oferta o «envío gratuito», es mucho más probable que aprietes el gatillo de la compra, y eso es exactamente lo que quieren que hagas.

La próxima vez que entres a internet para aprovechar el hot sale, recuerda lo que platicamos hoy y anímate a identificar las verdaderas ofertas que beneficiarán a tu bolsillo.

Te puede interesar: Conoce que son los rayos UV.

Romina Regil

Volver arriba