Cerebro dibujado con colores

Tips para mejorar la concentración mental

Para nuestra vida diaria, es importante aprender a manejar la concentración mental. ¿Quieres aprender a cómo mejorarla? ¡Entra ahora y sigue estos tips!

Para nuestra vida diaria, es importante aprender a manejar la concentración mental. Tener una buena capacidad de concentración nos ayuda enormemente a ser más efectivos a la hora de realizar cualquier tarea.

Las bondades de tener una buena concentración son muchas: aumentan nuestra memoria, nos ayuda a levantarnos temprano, nuestra efectividad en la toma de decisiones, nuestra precisión y nuestra agilidad en el reto que tengamos entre manos.

Con el fin de aclarar los aspectos y circunstancias que nos permiten potenciar la focalización, en el artículo de hoy hemos recopilado algunas estrategias y técnicas que pueden ayudarte a mejorar tu concentración mental: 

Descansa lo suficiente

Un punto básico:  para poder concentrarnos bien necesitamos estar descansados. Dormir las horas suficientes nos proporciona la recuperación cerebral y cognitiva necesaria para poder rendir perfectamente al día siguiente. Dormir bien nos proporciona un estado de lucidez en vigilia.

Es fundamental que durmamos las horas necesarias, para que nuestro estado mental sea lo suficientemente lúcido como para mantener la atención.

Cuando estamos cansados o hemos dormido mal, el cerebro se resiente y los procesos mentales asociados a la memoria y la focalización no pueden rendir al 100%.

Además, la falta de sueño puede producir molestias en los ojos y visión borrosa de manera transitoria, lo cual es un grave inconveniente. Por tanto, como base de todo, un buen descanso.

También es importarte darle a tu cuerpo un «shot de energía» añadiendo a tu dieta las tabletas de Centrum, las cuales son multivitamínicas y brindan a tu cuerpo las vitaminas y minerales para reponerse del ejercicio excesivo,

Masca chicle

Chica comiendo un chicle

Puede parecer un poco extraño, pero masticar chicle es bueno para nuestra concentración mental. Así lo indican distintos estudios científicos: masticar chicle nos ayuda a recordar información en el corto plazo.

Además, puede ser un elemento que nos permita concentrarnos mejor en la tarea que debemos realizar, sobre todo en exámenes y pruebas que precisen de nuestra memoria auditiva y visual.

Escribe con papel y bolígrafo

Estamos muy acostumbrados a escribir las cosas en el teclado del ordenador. Es un método de escritura automático y que nos permite muchas cosas positivas, pero no es lo mejor para nuestra concentración ni para nuestra memoria.

Si escribimos a mano, nuestro cerebro hará un esfuerzo superior para concentrarse y recordará más fácilmente los datos y apuntes que salgan de nuestro puño y letra.

Una mejor concentración mental cuando redactamos las ideas será un apoyo para nuestra memoria a largo plazo. que será capaz de rescatar esos datos días e incluso semanas después.

Gestiona el estrés

¿Eres muy proclive a padecer estrés? Cuando estamos en un estado de tensión vemos muy reducida nuestra capacidad para focalizarnos en algo.

Para que nuestra mente pueda realizar una actividad cognitivamente demandante durante un rato, necesitamos gozar de un estado mental que no sea ni excesivamente relajado ni excesivamente activo.

Algunos trucos para gestionar el estrés son tan simples como apretar fuerte el puño o una pelota anti-estrés, durante un minuto. Este acto va a liberar nuestras tensiones por un buen rato.

Pero, si sufres un estrés más permanente, lo óptimo será que te pongas manos a la obra para solucionar el problema. Asimismo, es importante que tengamos una buena salud física: mantenerse bien hidratado, realizar deporte a menudo…

Evita distracciones y encuentra un lugar adecuado

¿Es un poco obvio, no? Cuando tratamos de concentrarnos en una tarea, es muy buena idea que intentemos evitar que estímulos externos e indeseados nos distraigan.

Se ha demostrado que el ruido ambiental afecta a nuestro rendimiento si estamos realizando una tarea que requiere concentración (por ejemplo, un examen). Cuando menos ruidoso sea el entorno, más en forma estarán tus habilidades cognitivas.

Si quieres focalizarte al 100% en una tarea, es buena idea que encuentres un espacio cómodo y sin distractores. También es interesante que la temperatura del espacio en cuestión no sea ni demasiado frío, ni demasiado caluroso. Sobre unos 20º-23º es una temperatura en la que casi todos nos sentimos confortables.

¡Dibuja!

Mano dibujando

Este consejo es bastante contraintuitivo. Cuando estamos asistiendo a una clase magistral o a una conferencia, es buena idea que dibujemos pequeños garabatos en un bloc de notas o cuaderno.

No es necesario dibujar figuras concretas, cualquier cosa vale. Esto logrará que combatamos el aburrimiento y retendremos mejor aquello dice el profesor.

Música de fondo: ¿buena o mala idea?

Escuchar música de fondo cuando estamos enfocados en una tarea puede ser una buena idea. Pero depende de varios factores.

La música tiene la capacidad para estimular nuestra actividad cerebral, cognitiva y hace que cualquiera pueda dormir tranquilamente. Es bastante positivo que, justo antes de empezar a estudiar, escuchemos un poco de música para estimular el cerebro y empezar a ponerlo en marcha.

Sin embargo, durante el transcurso de la tarea, es mejor estar en silencio, puesto que la música puede distorsionar la calidad con que retenemos la información.

Este efecto negativo de la música hacia nuestra capacidad de atención y concentración  ha sido reportada en varios estudios científicos.

¿Tienes otros trucos para aumentar la concentración mental? Nos los puedes hacer llegar a través de la sección de comentarios o en nuestras redes sociales.