Mujer con tos con flemas

Tips para tratar la tos con flemas

La flema es un tipo de moco producido en los pulmones y el tracto respiratorio inferior. ¿Tienes tos con flemas? Aquí te damos algunos tips para curarte.

La flema es un tipo de moco producido en los pulmones y el tracto respiratorio inferior. Es más notable cuando una persona está gravemente enferma o tiene una condición de salud de larga data.

Aunque un cuerpo sano requiere algo de moco, demasiado puede ser incómodo. El exceso puede ser causado por:

  • infecciones, como el resfriado común o la gripe
  • alergia
  • irritación de la nariz, garganta o pulmones
  • afecciones digestivas, como enfermedad por reflujo gastroesofágico
  • fumar productos de tabaco
  • enfermedades pulmonares

Beber líquidos, mantener la cabeza elevada y usar aerosoles nasales pueden ayudar a eliminar la flema y la mucosidad.

Tomar las siguientes acciones puede ayudar a eliminar la tos con flemas: 

Mantener el aire húmedo

El aire seco irrita la nariz y la garganta, haciendo que se forme más mucosidad como lubricante. Colocar un humidificador de vapor frío en el dormitorio puede favorecer un mejor sueño, mantener la nariz limpia y prevenir el dolor de garganta .

Beber muchos líquidos

Chica tomando té para la tos con flemas

El cuerpo necesita mantenerse hidratado para mantener el moco delgado. Cuando una persona está enferma con un resfriado, beber líquidos adicionales puede diluir la tos con flemas y ayudar a que los senos nasales drenen.

Las personas con alergias estacionales también pueden encontrar que mantenerse hidratado ayuda a evitar la congestión.

Tomando la medicina correcta

Los medicamentos expectorantes como histiacil nf pueden ayudar a adelgazar el moco y la flema, lo que los hace más fáciles de toser o expulsar. Sin embargo, monitorea tu reacción día con día.

Aplicar una toalla tibia y húmeda en la cara

Esto puede ser un remedio calmante para una fuerte tos con flemas. La inhalación a través de un paño húmedo es una forma rápida de devolver la humedad a la nariz y la garganta. El calor ayudará a aliviar el dolor y la presión.

Mantener la cabeza elevada

Cuando la acumulación de moco es particularmente molesta, puede ser útil dormir apoyado en algunas almohadas o en una silla reclinable.

Acostarte puede aumentar la incomodidad, ya que puedes sentir como si se acumulara mucosidad en la parte posterior de la garganta.

No suprimir la tos

Puede ser tentador usar supresores cuando experimentas una tos persistente y llena de flemas. Sin embargo, la tos es la forma en que el cuerpo mantiene las secreciones fuera de los pulmones y la garganta. Usa jarabes para la tos con moderación, si es que lo haces.

Deshacerse discretamente de la flema

Cuando la flema se eleva desde los pulmones hacia la garganta, es probable que el cuerpo esté tratando de eliminarla. Escupirla es más saludable que tragarla.

Hacer gárgaras con agua salada

Esto puede calmar la tos con flemas al igual que la garganta irritada y puede ayudar a eliminar la mucosidad residual. Una cucharadita de sal en un vaso de agua tibia se puede hacer gárgaras varias veces al día.

Evitar irritantes

Los productos químicos, las fragancias y la contaminación pueden irritar la nariz, la garganta y las vías respiratorias inferiores. Esto hace que el cuerpo produzca más moco.

Evita el alcohol y la cafeína

Ambas sustancias conducen a la deshidratación si se consumen en exceso. Cuando la mucosidad y la flema son un problema, bebe muchas bebidas calientes sin cafeína.

Tomar un baño o ducha caliente

El tiempo que pases en un baño lleno de vapor ayudará a aflojar y eliminar la mucosidad en la nariz y la garganta. Permitir que el agua caliente palpite en la cara también puede aliviar la presión sinusal.

Además de seguir los tips que acabamos de darte, será muy útil que conozcas lo que sí puedes comer si tienes dolor de garganta o tos con flemas. ¡Esperamos que te recuperes pronto de esa molesta tos con flemas!