Súper saludable

Sé cada día una mejor versión de ti

Antigripales, la solución al alcance de tu mano

En otros tiempos, los tiempos de nuestras abuelas los remedios naturales, las infusiones, y los tés eran la medicina que nos ayudaba a sanar poco a poco; hoy puedes recurrir a antigripales.

Si estás en la oficina o en la escuela y comienzas a sentir malestar en el cuerpo, frío y escurrimiento nasal seguramente estás resfriado.

Con el tiempo y el desarrollo de ciencias como la química aparecieron los medicamentos lo que mejoró considerablemente la calidad de vida de las personas, además, ahora es muy fácil ya que los puedes adquirir en la farmacia de tu preferencia, a precios muy accesibles. 

Por supuesto cuando estamos enfermos de gravedad, lo mejor es visitar al médico; sin embargo, los antigripales funcionan como freno perfecto ante los síntomas de la gripe.

Chica joven con gripa

Lo que debes saber de los antigripales 

De esta manera es recomendable que dentro de tu botiquín en casa tengas un antigripal que puedas usar de emergencia.

La mayoría de los productos que se encuentran bajo esta categoría tiene al paracetamol o al ácido acetilsalicílico en la base; entre otros componentes descongestivos y analgésicos.

Además del medicamento se aconseja que durante la gripe se esté bien hidratado y alimentado para evitar que la enfermedad derive en algo más grave.

Sigue leyendo estos tips

Finalmente, es importante dejar claro, que los antigripales no van a curar la gripe, este error es comúnmente difundido por la gente que cree que al tomar un medicamento bajo esta denominación va a eliminar la enfermedad, su tarea básicamente consiste en aliviar los síntomas, pero el agente que la desencadena deberá ser destruido a través de medicamentos antibióticos.

Pareja con resfriado

Pero para tomar antibióticos, es importante acudir a una consulta médica, ya que es contraproducente auto-medicarse con los medicamentos que con anterioridad hemos atacado dicha enfermedad, es posible que sea una de las causas por las cuales los virus y bacterias, cada vez se vuelvan más resistentes.

Romina Regil

Volver arriba