Las colinas onduladas de la Toscana son un terreno fértil para el cultivo de algunas de las mejores uvas para vino del mundo, pero esta región del centro de Italia tiene más que ofrecer que cosechas preciadas, con abundantes platillos de caza salvaje y guisos ricos en vegetales.

Coccoli

Los coccoli, o bolas de masa fritas, son como deliciosos agujeros de donas que se sirven como aperitivo o antipasto en toda la Toscana.

Si comer pan frito salado no fue lo suficientemente satisfactorio, los cocos se abren para crear un bolsillo que se llena con prosciutto crudo y queso stracchino. Búscalos en los menús de los restaurantes o ve a Il Coccolo en Via Matteo Palmieri en Florencia.

Coccoli de la Toscana

Crostini Di Fegatini

Los crostini, trozos de pan tostado con aderezos, son un alimento básico antipasti en toda la Toscana. Crostini di fegatini (también llamado crostini neri o crostini Toscani) con paté de hígado de pollo y aceite de oliva rociado, es la variedad más común en la región.

Algunos pueden encontrar que esta pasta untable rica y salada es un gusto adquirido, y se combinará bien con una copa de vino. Para algunos de los mejores, dirígete al barrio de San Niccolò de Florencia y Fuori Porta, un bar de vinos que tiene una sección de menú completa dedicada a crostini.

Cecina

La cecina, también llamada farinata, es un pan parecido a los hot cakes que se dice que proviene de la Riviera italiana o Liguria.

Puedes tomar una rebanada de esta sabrosa mezcla de aceite de oliva, sal y harina de garbanzos que a veces se sazona con romero, como refrigerio en las panaderías de Florencia y la Toscana.

Cinghiale Ragù

El jabalí, o cinghiale, deambula por la Toscana, lo que lo convierte en un platillo de carne común. Es rico y un poco jugoso y con frecuencia se prepara como un ragú (salsa de carne) para cubrir pappardelle, una pasta plana y ancha a base de huevo con orígenes toscanos.

Búscalo en La Fettunta, un restaurante concurrido y sin pretensiones con porciones enormes, en Via dei Neri en Florencia.

Fettunta

Acompañando casi cualquier comida en los restaurantes de la Toscana hay pan, aceite de oliva virgen extra y sal. También puedes solicitar la combinación simple como crostini fettunta (pan tostado rociado con aceite) en un restaurante como La Casalinga, un lugar concurrido cerca de la Piazza Santo Spirito, en el Oltrarno de Florencia.

Si llegaste hasta acá, seguramente tienes antojo de un platillo delicioso y crujiente; descarga tu aplicación de comida favorita y pide una deliciosa pizza de sartén como a ti te gusta. Sigue sumando puntos y recibe grandes beneficios todo el año. ¡Comparte con todos tus amigos este gran beneficio!