Chica poniéndose sus tenis

Tips para evitar el sedentarismo

El sedentarismo o la falta de actividad física repercute en nuestro organismo de forma negativa tanto a nivel físico como mental. ¡Entérate de más aquí!

El sedentarismo o la falta de actividad física repercute en nuestro organismo de forma negativa tanto a nivel físico como mental.

El problema es que es un estilo de vida que está en auge y que afecta cada vez a más personas. De ahí que evitar la falta de actividad física sea tan importante, sobre todo si queremos disfrutar de una gran calidad de vida y evitar enfermedades como el resfriado.

Las largas jornadas de trabajo y el papel cada vez más importante de la tecnología en nuestras vidas son algunos de los motivos más importantes que provocan este problema.

¿Quieres buenas razones para dejar a un lado el estilo de vida que te lleva el sedentarismo? Continúa leyendo:

Mejora la salud mental

Chica haciendo ejercicio en casa

El sedentarismo es una de las causas principales que originan sobrepeso así como uno de los principales factores de riesgo de muerte prematura.

Pero además, también afecta al cerebro, ya que provoca el deterioro de las fibras nerviosas cerebrales, lo cual puede provocar deterioro cognitivo y pérdida de memoria.

Además, la actividad física aumenta el flujo sanguíneo y el metabolismo de la glucosa, repercutiendo de forma positiva en el funcionamiento de nuestro cerebro y provocando que el cuerpo tenga energía.

Además, si padeces de sobrepeso u obesidad recuerda que no hay nada mejor que apoyarte de un buen nutriólogo para que pueda ayudarte a cambiar algunos hábitos alimenticios y pueda recomendarte algunas opciones de medicamentos auxiliares en la pérdida de peso.

Como todavía estamos en época de cuarentena y no podemos salir de nuestros hogares, es útil utilizar el servicio de farmacia a domicilio para solicitar todo lo que necesites. Sólo verifica la ubicación en la que te encuentras, ya sea que estés en CDMX, Monterrey o Puebla.

Ahora te damos las mejores claves para evitar el sedentarismo de una vez por todas:

Sube las escaleras

La primera clave que te ofrecemos es que trates de subir siempre las escaleras, en lugar de utilizar el ascensor. A pesar de que pueda no parecer gran cosa, haciéndolo te asegurarás unos minutos de actividad física, ya que trabajarás los músculos de tus piernas.

Subir las escaleras refuerza, sobre todo, los cuádriceps y el glúteo. Ahora bien, si son muchos pisos los que tienes que hacer frente puedes comenzar a subir de manera progresiva.

Come más sano

Mujer comiendo sano

Proporcionar a tu cuerpo el combustible que necesita proporciona numerosos beneficios. Para ello, lo adecuado es hacer una dieta equilibrada, variada y apropiada a tus características.

Si solo comes alimentos poco saludables, será mucho más difícil que te levantes del sofá. Ahora bien, si te alimentas adecuadamente, tendrás que poner en marcha mucha menos fuerza de voluntad para realizar cualquier tipo de actividad.

Practica deporte

Una de las claves más importantes para evitar el sedentarismo es la práctica deportiva. Puedes comenzar por realizar actividad física a diario en periodos cortos de tiempo y así tonificar los músculos con el paso del tiempo.

Por ejemplo, dedicar 30 minutos a realizar ejercicios de intensidad moderada (aeróbica) durante 5 días a la semana.

¡Camina!

Te recomendamos empezar por salir a caminar. Más adelante puedes optar por actividades como la natación, el bádminton o el tenis. Incluso puedes practicar deporte sin salir de casa o ir a clases de baile.

Estas actividades te proporcionarán el nivel de actividad que tu cuerpo necesita. Aunque tengas que empezar muy suave, verás como poco a poco aumentarás el nivel.

Si no sabes por dónde empezar, existen miles de recursos gratuitos que te enseñarán nociones básicas para que puedas comenzar a entrenar.

Agregar este hábito a tu vida, junto al de comer sano, puede cambiar por completo la forma en la que te sientes.

Levántate durante los anuncios

Otro consejo es que si ves la televisión, utilices las pausas comerciales para añadir algo de actividad física a tu rutina.

Así, te recomendamos ponerte de pie y estar en movimiento, ya sea mientras realizas tareas domésticas como puede ser doblar la ropa, o simplemente caminar por el pasillo.

Lo importante es que no permanezcas sentado durante mucho tiempo. Cualquier motivo es bueno para que te levantes y muevas tus músculos.

Como vemos, adoptar un estilo de vida saludable no tiene por qué implicar ir al gimnasio cinco días por semana. Evitar el sedentarismo es, a veces, tan sencillo como hacer pequeños cambios en tu vida cotidiana.

Si sigues estas claves, en poco tiempo comprobarás que ha mejorado tu nivel de bienestar.