Súper saludable

Sé cada día una mejor versión de ti

Buscando los mejores vinos en la Toscana

En una región conocida por sus vinos, es útil tener un guía que te indique los mejores que existen. Viñedos en pendiente, encantadores pueblos en las colinas y hermosas fincas vinícolas se suman para que la Toscana sea una de las regiones vinícolas más pintorescas del mundo.

Estas bodegas se clasifican por sus entornos históricos, magníficas vistas y vinos excepcionales.

los mejores vinos en la Toscana

Antinori

La familia Antinori ha estado produciendo vino desde 1385, y su bodega de vanguardia construida en las colinas toscanas abrió sus puertas en 2013. Antinori produce uno de los Super Tuscans más conocidos, llamado Tignorello, una mezcla de Sangiovese con Cabernet.

Ofrecen varias opciones para recorrer la hermosa bodega y bodegas, siempre seguidas de una degustación. Los visitantes pueden almorzar en su restaurante en la azotea, Rinuccio 1180, o probar vinos por copa en la elegante Wine Shop.

Avignonesi

Una de las bodegas más conocidas de la región de Montepulciano, Avignonesi se convirtió a la agricultura orgánica y biodinámica cuando fue comprada por la heredera belga Virginie Saverys en 2009.

Hoy producen un Vino Nobile di Montepulciano elaborado con uvas 100% Sangiovese, también como un renombrado Vin Santo di Montepulciano (vino de postre donde las uvas se secan tradicionalmente sobre esteras de paja), junto con muchas otras variedades.

La casa señorial del siglo XVI rodeada de viñedos es un escenario maravilloso para degustaciones, y los visitantes también pueden ver la bodega de crianza de Vin Santo, la sala de secado y el túnel de barricas mientras aprenden sobre el proceso biodinámico de vinificación.

No te pierdas el almuerzo altamente calificado con maridaje de vinos, servido en una terraza con vistas superlativas de las colinas toscanas, o aprovecha las clases de cocina y los paseos en globo aerostático.

Cuando tengas antojo de una crujiente pizza orilla de queso, te recomendamos solicitarla desde tu aplicación de comida favorita; forma parte de un programa de lealtad y sigue sumando grandes beneficios a lo largo del año. No dejes de lado los grandes beneficios que puedes disfrutar todo el año.

Badia a Coltibuono

Badia a Coltibuono, en el corazón de la región de Chianti Classico, se encuentra en uno de los escenarios más intrigantes de la Toscana: un monasterio del siglo XI.

Los huéspedes pueden elegir entre una serie de opciones de recorrido y degustación, que incluyen visitar la antigua cripta para ver el envejecimiento de Chianti Classico en barricas de roble, o realizar un recorrido a pie por los viñedos, a unos 20 minutos en automóvil de la abadía.

También puedes probar la cocina toscana clásica en el restaurante del hotel, con comidas servidas en el jardín durante los meses más cálidos, o inscribirte en clases de cocina individuales o grupales.

Si tienes tiempo, pasa la noche en el agroturismo atmosférico dentro del monasterio, donde se han creado habitaciones únicas dentro de las antiguas celdas de los monjes.

Barone Ricasoli

Ubicada cerca de Gaiole in Chianti, Barone Ricasoli ha sido propiedad de la familia Ricasoli desde 1141. No solo es la bodega más antigua de Italia, sino que se dice que Bettino Ricasoli, conocido como el «Barón de Hierro», ideó la fórmula original para el vino Chianti en 1872.

Hoy es la bodega más grande de Chianti Classico, que alberga 240 acres de viñedos. Pasa por la tienda de vinos para una degustación o haz una cita para un recorrido por la bodega.

Castello di Brolio, construido alrededor del año 1000 d. C., se encuentra en los terrenos y, aunque generalmente no está abierto al público, puedes realizar una visita guiada al pequeño museo en la torre del castillo del siglo XII, con exhibiciones sobre la historia del castillo y vino Chianti.

Luego pasea por los hermosos jardines y finaliza tu visita con una comida en Osteria del Castello, que solo utiliza ingredientes toscanos en sus platillos.

Capezzana

Una de las fincas vinícolas más históricas de la Toscana, Capezzana produce vino y aceite de oliva desde el año 804 d.C.

Ubicada al noroeste de Florencia en Carmignano, Capezzana produce vinos orgánicos con al menos un 50% de Sangiovese y un 20% de Cabernet Sauvignon, combinados con otras variedades locales, y también es conocido por su Vin Santo.

Las visitas, solo con reserva, incluyen un recorrido por sus bodegas, almazara y bodega de crianza Vin Santo, seguido de una cata de vino y aceite de oliva virgen extra.

El restaurante y bar de vinos de Capezzana, el Vinsantaia (abierto de marzo a diciembre), es el lugar perfecto para degustar sus vinos junto con productos locales, carnes y quesos. También se ofrecen clases de cocina. Incluso hay un encantador agroturismo con ocho habitaciones donde puedes pasar la noche.

Romina Regil

Volver arriba