Chica con dolor en su cuello

Claves para aliviar el dolor muscular

El dolor muscular también se conoce como mialgia y es tan frecuente, que todas las personas lo han sentido. ¡Entra aquí para conocer cómo aliviarlo!

El dolor muscular también se conoce como mialgia y es tan frecuente, que todas las personas lo ha percibido en algún momento de su vida.

Y ya que casi todo el cuerpo contiene tejido muscular, este tipo de molestia puede sentirse prácticamente en cualquiera de sus partes.

Sus causas son variadas, aunque destacan entre las más habituales la práctica excesiva de ejercicios, sentarse por un tiempo prolongado en una mala postura o dormir en una posición incómoda, motivos de tensión y estrés, gripe, lesiones por esfuerzo repetitivo, esguinces y torceduras, y el uso de algunos medicamentos, entre otros motivos.

No obstante, estos dolores suelen responder bien a tratamientos caseros y aquí, te damos algunas recomendaciones para tratar el dolor muscular: 

Descanso

Chica recostada descansando

Si el dolor es intenso, se recomienda descansar de 24 a 48 horas después del esfuerzo físico. Incluso esto implica no salir a de tu hogar ni a la farmacia.

Por eso, puedes acudir a la entregas en tu casa y buscar una farmacia a domicilio no puede faltar en tu repertorio. Este consejo también te puede servir para evitar exponerte al sol y sus altas temperaturas, y más si vives en estados como Mérida.

Te sugerimos investigar, ya tener a la mano una pequeña lista de lo que requerías pro teléfono o aplicación, para que así tu entrega sea mucho más rápida.

 

Estiramiento

Normalmente el estiramiento es algo que olvidamos incorporar en nuestros entrenamientos. Sin embargo, el estiramiento es nuestra mejor línea de defensa para mantener los músculos sanos después de un ejercicio físico.

Recuerda que cuando hacemos ejercicio los músculos se contraen y las fibras musculares se acortan, el estirar ayuda con la recuperación y la movilidad.

Masajes

Persona recibiendo un masaje

Con aceites esenciales como lavanda, manzanilla y eucalipto, los masajes ayudan mucho a relajar, pues generan calor favoreciendo a aflojar y aliviar la zona afectada. También puedes recurrir a técnicas asiáticas para el cuidado de tu piel. 

El contraste frío/calor

Calor para mejorar la circulación

Partiendo de que el calor ayuda a aumentar la circulación y que esta es fundamental para la recuperación de los músculos adoloridos no está de más aplicarles calor.

Podemos llevar a cabo esta actividad en un jacuzzi, una ducha de agua caliente o una almohadilla de gel que se puede calentar.

Debemos evitar el calor excesivo directamente después de una sesión de entrenamiento, ya que, esto puede causar inflamación en los músculos adoloridos o aumento del dolor en lugar de evitarlo.

Hielo para evitar la inflamación de los músculos

La eficacia del hielo es una opción para prevenir cualquier clase de dolor en los músculos y permite que nos podamos seguir moviendo.

El aplicar hielo después del entrenamiento es ideal para ayudar a la recuperación de nuestros músculos.

Practicar un deporte suave

Por ejemplo, caminata stretching o bicicleta. Si los dolores son por entumecimiento o estrés, este tipo de deporte será beneficioso.

Vitaminas y minerales

Si los incorporas a la dieta, ayudarás al cuerpo a reponer los nutrientes y a curarse a sí mismo, además de aumentar la concentración mental.

Algunas de estas vitaminas y minerales son:

Calcio

Pescados, avena, tofu, semillas de lino, pasas, semillas de sésamo, perejil y col.

Magnesio

Almendras, germen de trigo, garbanzos, soja.

Potasio

Papas, plátano, frutos secos.

Vitamina C

Kiwi, naranjas, pimientos, tomates, pomelos.

Estamos seguros de que si pones en práctica estos consejos para aliviar el dolor muscular tus movimientos serán más satisfactorios y libres de dolor.