Súper saludable

Sé cada día una mejor versión de ti

Como tener una piel radiante

Lucir una piel bonita es síntoma de buena salud, pero no siempre es fácil mantener tu piel hidratada, ¿cierto? Esto no tiene que ser realmente un problema si llevas una alimentación sana baja en grasas, dulces industriales y comida basura.

Sin embargo, sabemos que no siempre es posible. Además, cada persona tiene un tipo de piel muy particular. Dependiendo de sus características, tu piel reacciona distinto a los productos cosméticos que aplicas.

Utiliza los productos adecuados

Tenemos que pensar en un buen producto facial como una necesidad y no como un lujo. Necesitamos productos que funcionen en nuestra piel para conseguir una piel hidratada y suave.

Uno de nuestros productos preferidos es Cerave, ya que es un producto de cuidado hidratante facial y corporal apto para todo tipo de pieles y que puedes usar a diario en la mañana y noche antes de aplicarte tus cosméticos habituales.

¡Protege tu piel del sol!

La protección solar es muy importante para nuestra piel. Debemos proteger muy bien la cara de los rayos UVA y UVB si no queremos que poco a poco vayan apareciendo arrugas y manchas en nuestro cutis.

Elige un buen protector solar para tu tipo de piel, si tienes la piel seca, te recomendamos que optes por la crema ya que te aportará un extra de hidratación. Si tienes la piel grasa, es mejor que optes por otros productos como los geles solares. Y, en cualquier caso, te aconsejamos que sea de protección alta (mínimo 30).

cómo tener una piel radiante

Bebe mucha agua a diario

Una piel hidratada empieza desde dentro. Beber agua es súper importante para una correcta hidratación de nuestro cutis, ya que el líquido actúa llegando hasta las capas más profundas de nuestra piel. La hidratación natural le dará a tu rostro más brillo y una textura suave. No te olvides de beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día, ¡notarás la diferencia!

Sigue una dieta saludable

Ingerir comida excesivamente grasienta, hará que tengamos una piel más grasa. Por ello, te aconsejamos que sigas una dieta variada y saludable en la que comas todo tipo de alimentos y evites la comida basura, ¡ayudará a tu piel y a tu salud!

¡Nada de alcohol y tabaco!

Las sustancias dañinas son los peores enemigos para nuestra piel. El tabaco provoca la pérdida de las vitaminas A y C, que son necesarias para el colágeno de la dermis.

Esto provoca un tono apagado de la piel así como la aparición de arrugas. El alcohol, por su parte, además de ser dañino para el hígado también lo es para la piel, entre otros órganos, ya que la deshidrata y provoca la aparición de acné y otras imperfecciones.

Así que ya sabes, si quieres una piel perfecta, lo primero que debes hacer es eliminar las sustancias dañinas de tu vida.

Romina Regil

Volver arriba