Es posible prevenir las alergias en niños

Las alergias son una de las enfermedades más frecuentes que sufren las personas, especialmente los niños. Como es lógico, algunas de estas alergias se detecten por primera vez en épocas concretas del año y en

Las alergias son una de las enfermedades más frecuentes que sufren las personas, especialmente los niños.

Como es lógico, algunas de estas alergias se detecten por primera vez en épocas concretas del año y en zonas específicas del hemisferio donde la presencia de alérgenos se haga más fuerte.

Se calcula que de media el 20% de personas que presentarán algún tipo de alergia en su vida comenzaran a notar los síntomas desde que son pequeños. Es por eso que siempre debes consumir vitaminas para mejorar tu salud.

Según la Organización Mundial de la Salud esta etapa es fundamental para ayudar a prevenir que se desarrollen alergias tanto a edad temprana como en un futuro, es por esto que la OMS recomienda seguir algunas pautas que pueden ayudar a prevenir las alergias.

¿Se pueden prevenir las alergias

Normalmente las reacciones alérgicas se despiertan por la presencia entre otras cosas de alérgenos como son los ácaros, el polen, algunos alimentos y la caspa de las mascotas, como has podido comprobar todos estos alérgenos están muy presentes en el hogar.

Cuando hablamos de que alguien tiene alergia a algo, nos estamos refiriendo a que la respuesta del sistema inmunológico del cuerpo de una persona ante un agente externo se considerada como invasor.

Lo fundamental en estos casos es detectar a tiempo si tu hijo tiene algún tipo de alergia que pueda afectar a su estado de salud, es por esto por lo que debemos prestar mucha atención a si nuestro hijo tiene algún tipo de síntoma anormal cuando come ciertos alimentos.

Así mismo, te alegrará saber que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha afirmado que la mayoría de alergias que se desarrollan en los niños pueden prevenirse con algunas medidas que los padres pueden tomar.

Los síntomas más frecuentes

La alergia más común que desarrollan los niños es la rinitis, esta se trata de una inflamación de la mucosa nasal que se origina por algún alérgeno como lo es el polen, el polvo o los pelos de ciertos animales.

Una vez que nuestro hijo o hija entra en contacto con estos alérgenos los síntomas más visibles que presentará será el lagrimeo continuo por uno o ambos ojos, la secreción de mucosidad y los estornudos, la congestión nasal, picor en la nariz y la garganta.

son peligrosas las alergias en los niños

Como prevenir las alergias

Lo primero que debemos tener claro es que por mucho esfuerzo que pongamos en evitar tener alergias o que la tengan nuestros hijos lo cierto es que no hay una fórmula infalible para prevenir las alergias.

Con remedios herbolarios como lo que es la equinácea te podrían servir para las alergias de tu peque;o

Teniendo esto en cuenta si realizas estos sencillos pasos podrás reducir las probabilidades de que tus hijos las desarrollen.

Evita el polvo en tu casa: Intenta que tu casa tenga el menor polvo posible, para esto aspira y limpia con soluciones húmedas de todas las estancias de la casa como el suelo, los muebles, las alfombras, la tapicería, las cortinas, los peluches y cualquier zona y objetos de tu hogar.

No te olvides de esto

El polen está prohibido: Evita tener en tu casa plantas que produzcan polen.

No tengas mascotas que suelten mucho pelo.

Airea las sábanas: Es fundamental que airees las sabanas y las mantas de la cama de tus hijos con regularidad, así mismo es recomendado que mínimo una vez a la semana las laves con agua caliente a una temperatura por encima de los 60 grados para eliminar gérmenes y bacterias.

Las épocas del año en las que haya más polen es mejor que las actividades al aire libre sean menos habituales.

Evita que tu hijo vaya a lugares y ambientes con mucho humo o polvo y corrientes de aire frío.

Mantén las ventanas de la casa limpias y cerradas para evitar que entre polvo o polen en tu hogar.

Cada vez que tu hijo vaya al parque a jugar es mejor que cuando llegue a casa se de una pequeña ducha de agua caliente para eliminar los restos de alérgenos.

Por último, el consejo final es la alimentación. Comer sano ayuda mucho a prevenir la congestión y las reacciones alérgicas al polen. Para esto aumenta el consumo de fruta y verduras, especialmente aquellas que contengan más vitamina C, ácido fólico y quercitina.