En México hay tres horarios principales para la hora de comer -dependiendo de la zona o región- además de las rutinas diarias de cada persona y/o familia:

Los patrones de la hora de comer también influyen fuertemente en la cocina mexicana. En México es costumbre tener tres comidas principales al día: desayuno, comida (alimento fuerte) y cena. Aunque esto ha ido cambiando y ahora cada familia aplica su propio horario, de acuerdo a la escuela, trabajo y/o actividades diarias.

Cualquiera que visita México pronto descubre que a los mexicanos nos encanta comer bocadillos, siempre tenemos espacio para un poco más de comida. Podemos optar por opciones saludables tales como un poco de fruta con chile y limón, elotes o esquites, papas fritas preparadas y hasta nuestros famosos antojitos mexicanos.

Los antojitos, platos creativos mayoría hechos a base de maíz. Puedes disfrutar de estos deliciosos aperitivos desde casa simplemente pidiendo comida a domicilio cerca de mi ubicación. Te puedes encontrar con un menú increíble que contenga tus platillos favoritos y satisfacer ese antojo.

¿Cómo se divide la hora de comer en México?

Por otro lado, los antojitos son solo una pequeña parte de lo que comemos los mexicanos. La hora de comer es muy importante para nosotros. En nuestro día a día solemos empezar el día con una taza de café o chocolate caliente y pan dulce. A menudo, más tarde en la mañana, se sirve un desayuno más nutritivo de donde mayormente incluimos huevos y tortillas de alguna manera, por seguro.

Pasado el mediodía, es la hora de comer más importante del día, se sirve la comida principal, es decir, la clásica comida mexicana. Una comida formal puede comprender hasta 5 platos, seguidos de un delicioso postre. El día termina con una cena o una merienda más ligera. En algunas ciudades, sobre todo las del norte del país, esta hora es la hora de comer la comida principal, en lugar del mediodía.

Hora de comer en México

¿Cómo dividir las 5 comidas al día?

Muchos expertos recomiendan 5 comidas al día en lugar de 3, compuestas por desayuno, snack (refrigerio), comida, snack (refrigerio) y cena, para conformar una dieta equilibrada y variada, según la dieta mediterránea. Sin olvidar que, al día, debemos tener una hora de comer más importante que las otras 4.

Las razones, entre otros puntos, son que reduce la ansiedad, tendrás menos hambre en la próxima comida, y entonces nos puede ayudar a perder peso. El equilibrio energético, al comer lo justo y necesario y no en exceso por ansiedad, terminará siendo positivo.

Se recomienda hacer 5 comidas al día en lugar de 3. Cuando se come cada 3-4 horas, en lugar de cada 7-8 horas, se tiende a controlar más la cantidad de alimentos ingeridos, respetando siempre el descanso nocturno.

Realiza 3 comidas principales: desayuno, almuerzo y cena. Asimismo, la ingesta de 2 refrigerios a lo largo del día. Esto, según los horarios de cada persona y la actividad física que realice habitualmente.

Si desayunamos a las 7:00 AM y comemos hasta las 2:00 PM, comeremos más alimentos en la comida principal. Por lo que se sugiere un refrigerio a las 11:00 AM.

La suma calórica de la comida de media mañana y mediodía es generalmente menor que si hubiésemos tomado un tentempié a media mañana. La suma calórica de la ingesta de media mañana y mediodía es generalmente menor que la ingesta de mediodía cuando no se ha tomado el almuerzo de media mañana.

Nunca es necesario comer cada 3-4 horas y hay que respetar los ritmos biológicos de cada persona, que generalmente incluyen un largo periodo de ayuno nocturno.