los trastornos en la sangre

¿Qué son los trastornos sanguíneos?

Mantener a nuestros hijos saludables puede ser un reto ya que la alimentación que llevan puede ser diferente ya que están en crecimiento. Los trastornos de la sangre, o enfermedades de la sangre, son afecciones

Mantener a nuestros hijos saludables puede ser un reto ya que la alimentación que llevan puede ser diferente ya que están en crecimiento. Los trastornos de la sangre, o enfermedades de la sangre, son afecciones que afectan las diferentes partes de la sangre de tu hijo, que incluyen:

Hemoglobina

Muchas veces, los trastornos sanguíneos son causados ​​por otra afección. El tratamiento de esa afección puede ayudar con la enfermedad sanguínea de tu hijo.

Las enfermedades de la sangre son un problema médico grave y no deben dejarse sin tratar. Las enfermedades de la sangre a menudo se detectan al nacer con exámenes de detección.

Si tu hijo tiene anemia, no tiene suficientes glóbulos rojos o hemoglobina para transportar oxígeno a través de su cuerpo. La hemoglobina es una proteína de la sangre que ayuda a las células a transportar oxígeno.

Algunos tipos de anemia

Anemia megaloblástica, una afección en la que tu hijo contrae anemia porque la médula ósea (donde se forman las células sanguíneas) no produce suficientes células. Las células se vuelven demasiado grandes, tienen una forma incorrecta o no están completamente formadas.

Anemia hemolítica

Una afección en la que las células sanguíneas de tu hijo se destruyen más rápido de lo que se producen en la médula ósea.

Los niños con anemia de células falciformes no producen sangre con suficiente hemoglobina, que es la parte de la célula que ayuda a la sangre a transportar oxígeno por el cuerpo.

Anemia aplásica

Los niños con esta afección tienen menos glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Sus órganos no reciben suficiente oxígeno, tienen un mayor riesgo de infección y un mayor riesgo de tener problemas de sangrado.

Otros tipos de trastornos y enfermedades de la sangre incluyen:

Leucemia

Un tipo de cáncer que se origina en las células sanguíneas. La leucemia es el cáncer que se presenta con mayor frecuencia en los niños. El cáncer comienza en la médula ósea y luego se traslada con la sangre a otras áreas del cuerpo.

Hemofilia

La sangre generalmente deja de fluir cuando se coagula, pero las personas con hemofilia tienen problemas para formar coágulos de sangre.

Al buscar tratamiento para el trastorno sanguíneo de tu hijo, es posible que desee reunirse con un hematólogo un médico que se especializa en trastornos sanguíneos.

los trastornos e la sangre

Síntomas

Los síntomas de los trastornos de las células sanguíneas varían según el tipo de trastorno que tenga.

Los síntomas de los diferentes tipos de anemia pueden incluir:

  • Dolores de cabeza
  • Irritabilidad
  • Lengua hinchada o adolorida
  • Curación lenta de heridas.
  • Retraso en el crecimiento
  • Frecuencia cardíaca más rápida
  • Problemas para respirar
  • Cansarse fácilmente
  • Energía baja
  • Mareo
  • Algunos de los síntomas más graves de un trastorno sanguíneo incluyen:
  • Daño a cualquier órgano, incluidos ojos, riñones, hígado y / o vesícula biliar
  • Pérdida repentina de la visión

Cuando ver a un doctor

Consulte a un médico si tu pequeño con frecuencia está pálido o cansado, tiene la piel amarillenta, sangra mucho y no parece detenerse o muestra otros síntomas preocupantes.

En estos tiempo de pandemia es importante que armes tu botiquín con la farmacia de tu preferencia. No olvides estar preparado todo el tiempo.

Los síntomas de los trastornos sanguíneos pueden ser similares a los causados ​​por otros tipos de afecciones. Es importante buscar consejo médico para averiguar exactamente qué está mal.

Causas

Hay una variedad de causas de trastornos de las células sanguíneas. Muchos de ellos son congénitos, lo que significa que tu hijo nace con la enfermedad.