Mujer con quemaduras de sol

Remedios caseros para las quemaduras

Ya sea que te quemes la mano en una sartén, pases demasiado tiempo al sol o derrames café caliente sobre tu regazo, las quemaduras ciertamente no son agradables.

Ya sea que te quemes la mano en una sartén, pases demasiado tiempo al sol o derrames café caliente sobre tu regazo, las quemaduras ciertamente no son agradables.

Desafortunadamente, las quemaduras son una de las lesiones domésticas más comunes, pero puedes tratarlas fácilmente con trucos que aquí te vamos a mostrar.

Los mejores remedios caseros para las quemaduras

Las quemaduras leves generalmente tardan alrededor de una semana o dos en sanar por completo y, por lo general, no causan cicatrices.

Algunos de los remedios más comunes son el uso de vitacilina para reducir el ardor y dolor, pero entremos más a detalle con las recomendaciones.

Quemadura de mano

  1. Agua fría

Lo primero que debes hacer cuando tienes una quemadura menor es dejar correr agua fría (no helada) sobre el área de la quemadura durante aproximadamente 20 minutos.

  1. Compresas frías

Una compresa fría o un paño limpio y húmedo colocado sobre el área de la quemadura ayuda a aliviar el dolor y la hinchazón.

Puedes aplicar la compresa en intervalos de 5 a 15 minutos. Trata de no usar compresas excesivamente frías porque pueden irritar más las quemaduras.

  1. Ungüentos antibióticos

Los ungüentos y cremas antibióticos ayudan a prevenir infecciones. Aplica un ungüento antibacteriano como bacitracina o Neosporin a tu quemadura y cubrir con papel film o un apósito estéril.

  1. Aloe vera

El Aloe vera a menudo se promociona como la «planta de quemaduras«.

Los estudios muestran evidencia de que el aloe vera es eficaz en la curación de quemaduras de primer a segundo grado.

Es antiinflamatorio, promueve la circulación e inhibe el crecimiento de bacterias.

  1. Miel para las quemaduras

La miel se volvió más dulce. Además de su delicioso sabor, la miel puede ayudar a curar una quemadura leve cuando se aplica tópicamente. La miel es un antiinflamatorio y, naturalmente, antibacteriano y antifúngico.

  1. Reducción de la exposición al sol

Haz todo lo posible para evitar exponer demasiado tiempo tu piel al sol. ¡Esto te evitará muchas quemaduras leves!

Recuerda que la piel es un órgano muy importante, por esta razón debes mantenerte hidratado y protegido del sol.

  1. No revientes tus ampollas

Por más tentador que sea, deja tus ampollas en paz. Hacer estallar una ampolla tú mismo puede provocar una infección y por ende agravar las quemaduras.

Si te preocupan las ampollas que se han formado debido a tu quemadura, consulte a un profesional médico.

Es de vital importancia que tomes atención a estos consejos pues de esta manera evitarás que tus quemaduras sean más complejas de lo que realmente son.