Chica usando guantes y gorro de arcoiris

Ten una vida saludable en época de frío

Con días cortos y clima más frío, encontrar la motivación para llevar una vida saludable puede ser difícil y entrando aquí, encontrarás la solución.

La temporada de invierno puede ser ocupada y emocionante. Con tantos eventos como cenas familiares, fiestas y la preparación y planificación de regalos, tenemos muchas distracciones para evitar que nos enfoquemos en nuestra salud y nos cuidemos como lo haríamos normalmente.

Con días más cortos y clima más frío, encontrar la motivación para llevar una vida saludable y en forma puede ser difícil. Para ayudarte un poco, te damos las siguientes recomendaciones:

Calma tus antojos de carbohidratos

La temporada de frío tiende a encender nuestros antojos de más carbohidratos y alimentos reconfortantes. ¿Por qué?

Después de consumir estas deliciosas golosinas, sus niveles de serotonina aumentan, haciendo que su cerebro piense que es más feliz. Y a medida que avanza el día, sus antojos de carbohidratos se vuelven cada vez más fuertes.

Para contrarrestar esto, intenta comer un desayuno rico en proteínas para mantener tus niveles de energía durante todo el día.

Si para cuando llegue la tarde todavía anhelas dulces o carbohidratos, asegúrate de tener bocadillos bajos en grasa y saludables a la mano.

Agrega ácidos grasos Omega 3

Los ácidos grasos Omega 3 son un tipo de grasa saludable que se encuentra naturalmente en muchos tipos de alimentos, como pescado, semillas de plantas y nueces.

Los ácidos grasos Omega 3 son excelentes para reducir el dolor y la rigidez en las articulaciones, ya que son un antiinflamatorio natural.

Cocina con champiñones

Hay varias especies de hongos que tienen beneficios para la salud que estimulan el sistema inmune y así, ayudarte a llevar una vida saludable.

Eso es porque los hongos tienen antibióticos naturales. Esto les da propiedades medicinales, lo que nos ayuda a combatir muchos tipos de enfermedades.

Come más fibra

La fibra soluble que se encuentra en las manzanas, la avena y las nueces es una forma importante de disminuir la inflamación y aumentar la función del sistema inmunológico.

La fibra soluble y mantenerse hidratado también ayuda a reducir los niveles de colesterol en el cuerpo y ayuda a perder peso y protege contra la diabetes.

Este es un consejo de salud invernal especialmente importante para las personas mayores que requieren una dieta alta en fibra para proteger tu sistema digestivo.

Come más vegetales verdes y naranjas

Pegarte principalmente a las verduras y frutas que son de color verde oscuro y naranja es importante para garantizar que obtenga nutrientes, azúcares y grasas saludables.

Las espinacas, la col rizada, las acelgas, la calabaza, las zanahorias y las naranjas son deliciosas durante el invierno para tener una vida saludable en todo momento.

Hay muchas recetas disponibles para incorporar estos artículos en su dieta regular de invierno.

Cocinar con especias

Cebollas, ajo, jengibre y cilantro son los artículos perfectos para agregar sabor a tus platos.

No solo hacen que los alimentos sepan bien, sino que también ayudan a mejorar la función inmune.

Planifica tus ejercicios con anticipación

Trata de seguir un plan de ejercicio semanal para no posponer tus actividades de ejercicio regulares.

Si llegas a lesionarte de forma repentina, tomar 1 o 2 pastillas de desinflamatorio, como el paracetamol, te ayudará a desvaneces el dolor muscular y seguir con tus actividades sin interrupciones.

Estos consejos de dieta y ejercicios son excelentes, específicamente en el invierno, pero también se pueden usar durante todo el año.

Al recordarte que la primavera llegará antes de que te des cuenta, te mantendrás motivado para brindar la atención adecuada a tu cuerpo y a tus hábitos de una vida saludable durante el invierno.