Mamá tratando la gripe en su hija

¿Cómo tratar la gripe en niños?

Seguro te da pánico que a uno de tus hijos les da gripe, pero no te preocupes, aquí te decimos cómo tratar la gripe en niños. ¡Entra y averigua más!

Seguro te da pánico que a uno de tus hijos les da gripe porque claro, se enferma uno y todos en la casa se enfermarán. Para prevenir esta enfermedad toma en cuenta estos tips para evitar la gripe en niños:

Medicación

Aunque sientas nervios al ver que tu hijo no puede respirar bien, es muy importante que no lo mediques, salvo que el pediatra así lo indique con antigripales generales para niños y de acuerdo con su edad.

Por otro lado, y además del gasto innecesario que representan, en muchas ocasiones se pueden usar medicamentos inadecuados como antibióticos que no funcionan para eliminar el virus de la gripe o influenza. Es indispensable que sólo su pediatra o médico familiar le indique medicamentos.

Medidas generales

Niño con gripe

  • Reposar en casa (puede ser en cama)
  • Tomar líquidos en abundancia
  • Controlar las molestias (se sugiere acetaminofén, aspirina (mayores de 12 años) e ibuprofén

 

Comprar o preparar solución salina (1/4 de cucharadita de sal a 2 tazas de agua). Se puede usar como gotas nasales para fluidificar la secreción o como gargarismos tibios en niños mayores para disminuir el dolor faríngeo (de garganta).

No deben usarse gotas de manzanilla para la nariz, menos en niños pequeños. La manzanilla es efectiva pero irrita mucho y causa hipersecreción en el interior de su nariz, pero sí puedes darle tés de hierbas para curar la gripe.

En niños mayores de 1 año se puede usar miel con limón para disminuir la tos y dolor de garganta

 

¿Cómo sé que existen complicaciones?

Niña enferma agarrando un osito

  • Si no existe mejoría significativa entre 7 y 14 días
  • Si la fiebre es mayor de 38.3º C axilar o 39º C rectal
  • Si hay dolor de oído, de pecho o de abdomen
  • Si existe mucho dolor de garganta y/o ganglios grandes en cuello y enrojecimiento y/o pus en la garganta
  • Si existen datos de dificultad respiratoria (Respira rápido, mueve mucho el abdomen o se le marcan mucho las costillas al respirar, se queja en forma continua al respirar)
  • Si se arrojan muchas secreciones con la tos
  • Si la secreción nasal es muy verde, amarilla o purulenta, abundante, constante y/o con mal olor.
  • Si por presión familiar o propia te sientes desesperada, contacta a tu pediatra para tranquilizarte y saber qué hacer.

¡Ahora ya tienes más información para tratar la gripe en niños! Verás que siguiendo esto, y aprendiendo a cómo tratar la tos con flemas, más las indicaciones de tu médico, tu hijo saldrá más rápido de su enfermedad y reirá de nuevo.