niño con varicela

La varicela en niños y sus consecuencias

Muchos niños pasan por la varicela, sobre todo, durante la época escolar, ya que es una enfermedad infantil muy común

Muchos niños pasan por la varicela, sobre todo, durante la época escolar, ya que es una enfermedad infantil muy común. Y es que esta es un virus altamente contagioso que suele presentarse como un simple resfriado. Y como mamá quieres ver a tus hijos sanos.

Los niños, al contrario de los adultos, no saben identificar los dolores y para los padres no es fácil determinar la enfermedad hasta que esta muestra signos evidentes (la aparición de las ampollas).

Aquí te contamos qué es la varicela, cómo la sufren los niños y como sobrellevar esta común enfermedad por parte de los padres y los mismos pequeños que la sufren.

¿Qué es la varicela?

La varicela es un virus que puede contagiarse de cualquier persona que la sufra durante los cinco días de haberse contagiado.

Como esta enfermedad parece un simple resfriado o malestar, muchos niños enfermos seguirán acudiendo al colegio sin saber que son portadores del virus.

En tan solo unas horas pueden contagiar a aquellos niños que más contacto han tenido con ellos. Sin embargo, no solamente tu hijo puede contagiarse en el colegio.

Como con un resfriado, la persona empezará a sentirse muy cansada, somnolienta y con tos y estornudos.

Aunque esta tome precauciones los virus están en el aire o en todo lo que toquen, por lo que intentar detener esta enfermedad en un lugar donde jueguen los niños será muy difícil.

cuida a tu hijo de la varicela

Cómo se manifiesta: los síntomas

Después de un par o tres de días que el niño se encuentre cansado y con tos o estornudos, llegará un momento en el que le empezarán a salir ampollas muy pequeñas y de color rojo por todo el cuerpo.

Estas le causarán gran picor, por lo que será la labor de los padres intentar que se rasque lo mínimo posible. El rascarse le aliviará el dolor temporalmente, pero como estas ampollas le habrán aparecido por todo el cuerpo, siempre tendrá un lugar nuevo para rascar.

Además, el hecho de que se rasque hará que se llegue a hacer sangre y estas pequeñas heridas se conviertan en cicatrices de por vida. Para aliviar el picor hay cremas especiales que nos puede recomendar el médico para adquirir en una farmacia.

Así pues, desde que los padres vean la aparición de estas ampollas o granitos deberán acudir al pediatra, lo antes posible, para que el niño pueda empezar el tratamiento.

Deberán también tenerlo en casa, porque aparte de que no se sentiría cómodo en la escuela o guardería, podría pegarle la enfermedad a los otros niños y profesores.

Tratamiento de la varicela

Una vez hayas acudido al pediatra, muy acostumbrado a ver esta enfermedad infantil, él te recomendará cuál es la mejor medicina para tu niño según sus síntomas. Normalmente se suelen recetar antihistamínicos para remediar el malestar general que genera la varicela.

Sin embargo, es muy importante no dar a los pequeñas aspirinas ni ninguna otra medicina que no te haya prescrito el médico, ya que esto podría crearle problemas de salud más graves al mezclarlo con este virus.

Automedicarse no hará más que enmascarar o empeorar los síntomas. Una varicela mal curada puede llevar al niño a tener una enfermedad peor, por lo que no debes tomar tus propias medidas, sino confiar siempre en los profesionales.

Adquiere tu medicamento con receta en una farmacia con servicio a domicilio para que así no salgas de casa sin dejar de cuidar a tu pequeño.

Al cabo de unos siete días, más o menos, los granitos empezarán a desaparecer y el niño no tendrá tantas ganas de rascarse. También verás que su estado de ánimo y salud mejora, por lo que podrá regresar a la escuela en cuanto el médico le diga que es posible.

No te olvides de esto

Debes tener en cuenta que si estás vacunado tienes menos probabilidades de sufrir esta enfermedad.

No obstante, esto no es garantía de que puedas contagiarte a causa del niño, ya que esta no es solamente una enfermedad infantil.

Si ambos la pasan juntos, lo mejor es que tengas  a alguien que pueda cuidar de ustedes, ya que no contarán con fuerzas.

Con un poco de paciencia y en cama, después de unas semanas aproximadamente este virus ya será solo cosa del pasado. Es comúnmente una enfermedad infantil, pero también es normal para muchos adultos que no la pasaron que la tengan en este momento de su vida.